Historia

Nuestros antecedentes

Historia

La Gran Logia Femenina de Argentina, es una Potencia Masónica reconocida a nivel mundial. Miembro de CLIPSAS (desde 2004), donde se nuclean más de 70 obediencias de todas partes del mundo firmantes del llamado de Estrasburgo y de FAMAF (Federación Americana de Masonería Femenina ) siendo una de las Potencias fundadoras junto con las Grandes Logias Femeninas de Chile, Bolivia, Uruguay y Venezuela.

A 15 años de su fundación, nuestra institución se ha consolidado internamente y ha desarrollado y fortalecido sus vínculos con Potencias Hermanas en pos del trabajo por los ideales masónicos universales.

El 26 de agosto de 1993, seis mujeres argentinas buscadoras del conocimiento viajan a Chile y se inician en la Respetable Logia Atenea Nº 3 perteneciente a la Gran Logia Femenina de ese país. Regresan a Buenos Aires con la experiencia de haberse encontrado con un numeroso grupo de hermanas que les brindaron la más fraterna hospitalidad y se les anticipa que se formaría una logia especialmente preparada para ocuparse de la docencia a distancia, método éste ya utilizado por la Respetable Logia Rosa de los Vientos, pero novedoso en cuanto a docencia masónica. Las recién iniciadas deciden reunirse semanalmente para comenzar a estudiar la instrucción recibida. En octubre del mismo año, la Gran Logia Femenina de Chile instala una logia itinerante con la función operativa de instruir a todas las hermanas que se encuentren fuera del Valle de Santiago, constituida por Maestras de la Respetable Logia Cruz del Sur N°6 presidida por la Querida Hermana Virginia Ortiz Abarca. Desde agosto de 1993 hasta marzo de 1997 reciben instrucción como aprendizas, luego como compañeras y finalmente obtienen el grado de Maestras siete H:., cantidad necesaria para levantar columnas de la primera Logia Femenina en Argentina. De las seis HH:. originalmente iniciadas, al poco tiempo quedaron solo cinco y a lo largo de esos tres años y medio se sumarían otras cinco mujeres que viajarían a Santiago de Chile para recibir su iniciación en la Respetable Logia Cruz del Sur N° 6 e incorporarse al grupo fundador que para entonces sumaba diez Hermanas. La Gran Logia Femenina de Chile da pues el visto bueno e instala en Buenos Aires la Respetable Logia Tres Rosas que levantará columna y recibirá su carta constitutiva como logia regular el 15 de agosto de 1997.
La formación de la primera logia femenina y regular en Argentina hacía necesario encontrar un ámbito apropiado para levantar el Templo Masónico. El pequeño número de HH:. iniciadas hacía económicamente muy difícil la tarea; sin embargo con el esfuerzo de todas y la colaboración de familiares se recibió, primero en préstamo y luego en alquiler, una casa en la calle Darwin del barrio de Villa Crespo y a partir de allí comenzó la tarea de adaptarla para el trabajo logial. En julio de 1996 se comenzó a trabajar en el lugar que se convertiría al poco tiempo en la Casa permanente. En marzo de 1997 las HH:. recibieron en su Casa ya acondicionada a representantes de la Gran Logia Femenina de Chile encabezadas por la Gran Maestra de dicho Oriente, y acompañada por integrantes de todas las Logias de la Obediencia, para realizar la consagración del Templo y la Instalación de la Respetable Logia Tres Rosas N° 8.
Pero la Logia Tres Rosas N° 8, primera en levantar columnas en nuestro país, dependía del Oriente de Chile. En agosto de 1999 se autorizó la Instalación del Triángulo Aurora del Plata que más tarde daría origen a la Logia de igual nombre. En el 2000 ya se contaba en total con treinta y ocho HH:.
A mediados de 2001 un grupo de Maestras de ambas logias comenzó a reunirse para formular el proyecto de constituir una tercera logia; así lo hicieron y para fines de 2001 se solicitó a la Gran Logia Femenina de Chile la correspondiente autorización, instalándose el el 5 de julio de 2002 la Logia Cibeles N° 15.
El objetivo se había cumplido, nuestro país ya contaba con tres logias femeninas. El 6 de julio de 2002 se aprobó la fundación, la Declaración de Principios, la Constitución y los Reglamentos Generales y cargos directivos de la flamante Gran Logia Femenina de Argentina.
"Junto a cuatro HH:., hace dieciocho años decidimos emprender este sueño de instalar en nuestro país la Gran Logia Femenina, logrando por fin concretarlo en el año 2002. Hoy tenemos una fraternidad sólida y numerosa, y sentimos que nuestra meta se ha logrado. Las puertas de nuestra casa están abiertas a todas aquellas mujeres que necesiten dan lo mejor de sí comenzando a transitar por un camino de perfección y virtuosismo”. Rosa Surijón – Ex Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de Argentina.

Nació en Buenos Aires el 21 de octubre de 1938 y falleció el 14 de julio de 2003. Fue una de las seis pioneras que viajaron a Chile y trabajaron arduamente para lograr la constitución de la Gran Logia Femenina de Argentina, y de la cual Norma Mazur fue su primera Gran Maestra. Luchadora incansable, con su ejemplo de vida llevó en alto la bandera de la mujer masona y supo ser inspiración de quienes seguirían su indeleble huella. De versátil talento, fue escritora, directora de teatro y pianista, pero por sobre todo Masona.

Su obra fue publicada en revistas y periódicos nacionales y extranjeros como la revista Ateneo de Chile y Símbolo de Buenos Aires, los periódicos Fresa y Chocolate y Nueva Presencia de Argentina. Su obra poética fue seleccionada para participar en diversas Antologías. Obtuvo mención en el concurso Alfonsina Storni en 1994. Entre sus obras podemos mencionar: Teatro: Sociedad sin fines de lucro; Kadish; En el mar hay una torre; Feliz cumpleaños vida; Teatro infantil: Anacrón y Clepsidra (obtuvo mención del Fondo Nacional de las Artes en la Bienal de Dramaturgia 1991-1992. Poesía: La Mirada; Las camas mágicas y el reino de los sueños.

Fue V:.M:. de la R:.L:. Tres Rosas N° 8 -dependiente de la Gran Logia Femenina de Chile- y Presidente Interina de Aurora del Plata (Logia en Instancia). En el momento de su Paso a Oriente Eterno era Gran Maestra de la G:.L:.F:.A:. y M:. Oradora de la Augusta y Respetable Logia Aurora del Plata N° 2. En ocasión de la Instalación de la Logia Aurora del Plata, expresó:

"Las mujeres masonas de este Valle debemos ser obreras de convicciones fuertes y de entereza moral. No sucumbir a la banalidad de lo inconsistente y tener los ojos abiertos para ver lo que la verdad del mundo nos muestra, tener los oídos atentos para escuchar las buenas palabras, la garganta cruzada por la escuadra de la prudencia para decir sólo lo que se deba decir y las manos abiertas para brindarse. Ese debe ser nuestro espíritu y por eso, en este día levantamos la mirada hacia el Oriente para ver nacer la "Aurora del Plata".